Raúl Rouille

“Estuve leyendo su articulo acerca de la tormenta solar y los efectos que podrían causar y es notable que la Biblia, en libro de Apocalipsis cap. 16:8-9 y otros como 6:12; 7:16; 8:12; 9:2, señalan acontecimientos que van a ocurrir con el Sol. Solamente quería dejarles este comentario para ver si existe alguna coincidencia .”

Raúl Rouille

Apocalipsis cap. 6:12

“Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre.”

Ap. cap. 7:16

“Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno.”

Ap. cap. 8:12

“El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche.”

Ap. cap. 9:2

“Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo”

Respuesta:

Amigo Raúl. Gracias por hacer tu comentario. En mi opinión, este tipo de afirmaciones que se hacen en los versículos citados, no son más que metáforas biblicas, más que predicciones. Como tu sabrás, la biblia es un libro que, según el punto de vista de su interpretación, puede dar lugar a unos resultados ó a otros. Científicamente la biblia puede ser leída como un conjunto de metáforas, muchas representativas de historia, y otras de leyenda. El sol siempre ha sido la fuente de luz de la vida, tanto literalmente como metafóricamente. Es uno de los elementos más adorados y temidos en la historia de la humanidad, tanto en sus mitos y leyendas, como en su estudio…etc. No es de extrañar que en el apocalipsis, “aquello que nos de vida, desaparezca, y se cierne sobre nosotros la oscuridad eterna” (hay que recordar la simbología bíblica). Igualmente dudamos que en 2012 sea el apocalipsis, ó el fin del mundo. Éste, ya nos lo provocamos nosotros solitos con el Cambio Climático, las guerras y el hambre…y las futuras guerras. Quién sabe nuesrto fin. Pero casi seguro (aunque nunca convencido), no será en 2012.

Antes de que nuestro sol se apague, habremos desaparecido muchos millones de años atrás. Paulatinamente el Sol, en sus fases finales, crecerá, “devorando” Mercurio y Venus. Y a pesar de ser, en ese momento, más frío que hoy día, habrá destruido la vida en la tierra. probablemente ni las formas de vida más resistente (Archaeas-microorganismos imresionantes capaces de soportar las condiciones más extremas del planeta actual…..y pasado) sobrevivirán. Una vez haya ocurrido esto, entonces el Sol comenzará a soltar material de su superficie (sus capas superficiales, provocando lo que se conoce como una nebulosa planetaria-la muerte de una estrella). Sólo entonces, quedará un cuerpo inerte con una luminosidad muy especial, que será la enana blanca. Pero hasta entonces, el Sol no comenzará a apagarse. Y probablemente no habrá nadie para observarlo….ó si. Te recomiendo que leas el texto que está transcrito en la zona “Artículos” de este blog; se titula “Terracota”.

Terracota

“LAS NEBULOSAS PLANETARIAS ilustran el futuro de nuestro propio sistema solar. Cuando el Sol alcance el penúltimo momento de su vida, crecerá hasta la órbita actual de la Tierra. Incinerará Mercurio y Venus. La Tierra escapará a este infortunio porque, al haber expelido el Sol parte de su masa, su fuerza de gravedad se habrá debilitado y nuestro planeta se habrá trasladado a una nueva órbita, mayor que la actual. El Sol, de color ocre-rojizo, llenará el cielo del mediodía. Mientras uno de los bordes se pone por el oeste, el otro empezará a salir por el este. Aunque bastante más frío que hoy (unos 2000 kelvin frente a 5800 kelvin), el Sol cocerá la superficie del planeta.

La Tierra será entonces testigo desde dentro de la formación de una nebulosa planetaria. El Sol expulsará sus capas más exteriores-una versión extrema del viento solar actual-. Con el tiempo, la gigante roja irá perdiendo capas, hasta que no quede de ellas más que el núcleo: se habrá convertido en una enana blanca. Alumbrados por esa incandescente mota azul en el cielo, los objetos de la Tierra proyectarán sombras muy perfiladas, negras como el azabache; la salida y la puesta del Sol no llevarán más de un abrir y cerrar de ojos. La piedra expuesta a la iluminación se convertirá en un plasma porque la radiación ultravioleta de la enana blanca destrozará cualquier enlace molecular. La superficie se cubrirá con una niebla iridiscente que no dejará de ascender y arremolinarse. A medida que la enana vaya radiando su energía, se irá enfriando y debilitando hasta convertirse en ceniza fría y oscura. Nuestro mundo terminará primero como fuego y después como hielo. “

Trancrito de la revista Investigación y Ciencia; Tema 47 “Estrellas y Galaxias” , artículo “La muerte de las estrellas comunes”

Visitar: http://www.investigacionyciencia.es/

El destino de las estrellas de mayor masa

“LAS ESTRELLAS PASAN LA MAYOR PARTE DE SU VIDA en la fase de secuencia principal, durante la cual convierte hidrógeno en helio en sus interiores mediante la fusión nuclear. El Sol se encuentra en esa fase. De acuerdo con la teoría estelar básica, las estrellas con una masa mayor que la solar brillan más intensamente y queman más deprisa su combustible. una estrella 20 veces más pesada que el Sol brillará un tiempo mil veces menor.

A medida que se agota el hidrógeno del interior, el núcleo se contrae, se calienta y empieza a quemar elementos más pesados, como el helio, el oxígeno y el CARBONO. La estrella entra entonces en la fase gigante; si ecuenta con masa suficiente, se convertirá en una supergigante. Si la masa inicial de la estrella es al menos ocho veces superior a la solar, continuará quemando más y más elementos pesados hasta llegar al hierro. La fusión de hierro no libera energía-al contrario, la necesita-. De repente, la estrella se encuentra sin ningún combustible útil.

El resultado es una contracción sobre sí misma catastrófica. El núcleo se convierte en una estrella de neutrones, cadáver estelar que almacena al menos una masa un 40 por ciento mayor que la del Sol en una bola de apenas 10 kilómetros de radio. Una explosión de tipo supernova expulsa violentamente el resto de la estrella al espacio.

  

Existe un límite para la masa de una estrella de neutrones, entre el doble y el triple de la masa del Sol. En cuanto lo sobrepase, se formará un agujero negro. cruzará dicho umbral si recibe materia de fuera. Pero también es posible que el agujero negro se forme directamente en el desplome del astro original. Las estrellas que nacieron con una masa más de 20 veces mayor que la del Sol podrían estar destinadas a acabar como agujeros negros. La creación de éstos explicaría las erupciones de rayos gamma. ”

Transcrito de “Investigación y Ciencia” Tema 47 “Estrellas y galaxias

Tormenta solar en 2012

“Esta semana un grupo de investigadores anunció que una tormenta viene en camino —la más intensa durante un mínimo solar en cincuenta años. La predicción fue hecha por el equipo dirigido por Mausumi Dikpati del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas (National Center for Atmospheric Research ó NCAR). “El siguiente ciclo solar será de un 30 a un 50% más intenso que el anterior”, dice ella. Si esto es correcto, en los próximos años se producirá un estallido de actividad solar apenas menor que el del histórico máximo solar de 1958.

Ese fue un máximo solar. La era espacial apenas comenzaba: el satélite Sputnik fue lanzado en octubre de 1957 y el Explorer 1 (primer satélite estadounidense) en enero de 1958. En aquellos años no se podía saber si una tormenta solar se avecinaba viendo las barritas de intensidad de señal de un teléfono celular. Aun así, la gente sabía que algo grande estaba pasando porque las luces del norte se habían visto ya tres veces en México. Hoy en día, un máximo solar de intensidad similar tendría un efecto notable en teléfonos celulares, aparatos de GPS, satélites climatológicos y en muchas otras tecnologías modernas.

La predicción de Dikpati es sin precedentes. En los casi dos siglos desde que se descubrió el ciclo solar de 11 años, los científicos han luchado por predecir la intensidad de los máximos futuros, y han fallado. Los máximos solares pueden ser intensos como el de 1958, o apenas detectables como el de 1805, sin obedecer a patrón alguno.

La clave del misterio, como se dio cuenta Dikpati hace varios años, es el Cinturón de Transporte del Sol.

Tenemos algo similar aquí en la Tierra: el Gran Cinturón de Transporte Oceánico, popularizado por la película El Día Después de Mañana (The Day After Tomorrow). Es una red de corrientes que llevan agua y calor de océano a océano —vea el diagrama abajo. En la película, el Cinturón de Transporte se detiene y esto ocasiona un caos en el clima terrestre.

El cinturón de transporte del Sol es una corriente, no de agua, sino de gas que conduce electricidad. Este fluye en un bucle que va del ecuador solar a los polos y de regreso. Tal y como el Gran Cinturón de Transporte Oceánico controla el clima de la Tierra, el cinturón solar controla el clima de nuestra estrella. Específicamente, controla el ciclo de manchas solares.

El físico solar David Hathaway del Centro Nacional de Tecnología y Ciencias del Espacio (National Space Science & Technology Center ó NSSTC) explica: “Primero, recuerde qué son las manchas solares —nudos enredados de magnetismo generados por el dínamo interno del Sol. Una mancha solar típica dura apenas unas cuantas semanas. Luego decae, dejando detrás de sí un “cadáver” de campos magnéticos débiles”.

“La parte superior del cinturón de transporte roza la superficie del Sol, barriendo los campos magnéticos de manchas solares pasadas. Los “cadáveres” son arrastrados hacia los polos y a una profundidad de 200.000 kilómetros donde el dínamo magnético del Sol puede amplificarlos. Entonces los cadáveres (nudos magnéticos) son reencarnados (amplificados), se vuelven boyantes y salen a flote en la superficie”. ¡Presto, nuevas manchas solares!

 

Todo esto sucede con una gran lentitud. “Se requieren cerca de 40 años para que el cinturón complete un bucle”, dice Hathaway. La velocidad varía “entre un paso lento de 50 años a un paso rápido de 30 años”.

Cuando el cinturón se vuelve “rápido”, significa que muchos de los campos magnéticos están siendo barridos, y que el futuro ciclo solar será intenso. Esta es la base de las predicciones climatológicas solares: “el cinturón se estaba acelerando en el ciclo de 1986 a 1996”, dice Hathaway, “los campos magnéticos que fueron barridos entonces, reaparecerán ahora como grandes manchas solares en el período de 2010 a 2021”.

Como la mayoría de los expertos en su campo, Hathaway tiene confianza en el modelo del cinturón de transporte y está de acuerdo con Dikpati en que el siguiente máximo solar será muy intenso. Pero está en desacuerdo en un punto. La predicción de Dikpati sitúa al máximo solar en el año 2012. Hathaway cree que llegará antes, tal vez en el año 2010 o 2011.

“La historia muestra que los ciclos de manchas solares grandes se intensifican más rápido que los de manchas pequeñas”, dice. “Espero ver las primeras manchas del próximo ciclo a finales del 2006 o en el 2007, y un máximo solar que llega alrededor del 2010 ó 2011″.”

Rtículo procedente de: http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2006/10mar_stormwarning.htm

Calendario Maya

El calendario maya es el nombre dado a un conjunto de calendarios creados por la Civilización maya. La base de este calendario según algunos estudiosos esta en culturas más antiguas como la olmeca, para otros el origen es propio de la Civilización maya; pero no existe una certeza científica al respecto. El mismo calendario maya consistía de tres diferentes cuentas de tiempo que transcurrían simultáneamente: el Sagrado o Tzolkin de 260 días, el Civil o Haab de 365 días y la Cuenta Larga de 144.000 días.

Así como otros calendarios precolombinos, el calendario maya es cíclico, porque se repite la cuenta de las mismas fechas y mismas series de años. Se entenderá mejor con un ejemplo: En el calendario gregoriano la fecha 4 de mayo de 1990 y el siglo XX se cuentan una sola vez, pero en el calendario maya se volverían a contar repetidas veces al reiniciar el ciclo correspondiente. En la cuenta larga, el tiempo de cómputo comienza el 13 de agosto del 3114 a. C., y finalizará en la fecha 13.0.0.0.0, es decir, el 23 de diciembre de 2012 d.C terminando así su ciclo de tiempo e inmediatamente comenzando uno nuevo. Esto es asumido por diferentes religiones neotoltecas y por el Códice de Quetzalcóatl (leyenda urbana) como un periodo de renacimiento espiritual.

La casta sacerdotal llamada Ah Kin, que creó y perfeccionó el calendario maya, era poseedora de complejos conocimientos matemáticos y astronómicos que interpretaba de acuerdo a su cosmovisión religiosa. Interpretaba los años que iniciaban, los venideros y el destino del hombre.

El calendario maya está compuesto de muchos elementos: 

-El más importante de estos calendarios era el tzolkin, de 260 días. Era el predominante en todas las sociedades mesoamericanas, y es muy antiguo (muy probablemente el más viejo de los calendarios). Todavía se usa en algunas partes de Oaxaca y entre las comunidades mayas de la sierra guatemalteca. La versión maya es conocida entre los estudiosos como Tzolkin, o Tzolk’in en la ortografía revisada de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala. El Tzolkin se combinaba con el calendario de 365 días (Haab o Haab’), para formar un ciclo sincronizado que duraba 52 Haabs. Ciclos más pequeños de 13 días (trecenas) y 20 días (veintenas) también eran parte importante de los ciclos Tzolkin y Haab, respectivamente.  La-La Cuenta larga de 1.872.000 días o 260 Katunes era utilizada para inscribir las fechas en el calendario (y así poder distinguir cuando ocurrió un evento con respecto a otros eventos). Se basa en el número de días ocurrido desde un punto de partida mítico, y podía hacer referencia a cualquier fecha futura. Este calendario utilizaba el sistema de notación posicional, en el que cada posición representaba un múltiplo consecutivamente mayor de días. El sistema numérico maya era básicamente un sistema vigesimal (base 20), y cada unidad representaba un múltiplo de 20, dependiendo de su posición en el número. Con la importante excepción de la segunda posición, que representaba 18 x 20, o 360 días, que se acerca más al año solar que 20 x 20 = 400 días (aunque no había relación entre el conteo largo y el año solar).

Muchas inscripciones mayas de la cuenta larga están suplementadas por lo que se llama Serie Lunar, otra forma del calendario que provee información de la fase lunar y la posición de la Luna en un ciclo semi-anual de fases lunares.

También se mantenía un ciclo venusiano que daba seguimiento a las apariciones y conjunciones de Venus al inicio de la mañana y la noche. Muchos eventos en este ciclo eran considerados adversos y malignos, y ocasionalmente se coordinaban las guerras para que coincidieran con fases de este ciclo.

Otros ciclos, combinaciones y progresiones del calendario también se mantenían, si bien eran menos utilizados o entendidos. Se sabe, por ejemplo, de conteos de 819 días que se puede ver en unas cuantas inscripciones, repitiendo series de intervalos de 9 y 13 días, asociados con diferentes grupos de deidades, animales y otros conceptos significativos.

En las culturas de Mesoamérica los ciclos se relacionaban con diferentes dioses y eventos cósmicos es así como el Quinto Sol representa el final del ciclo estelar asociado a la luna y el inicio del periodo conocido como El sexto sol asociado al regreso de Quetzalcoatl como nuevo Mesias

 VISITAR: http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_maya

                 http://www.pauahtun.org/Calendar/Default.htm

Venus

Venus es el segundo planeta del Sistema Solar en orden de distancia desde el Sol, y el cuarto en cuanto a tamaño (mas pequeño a mas grande). Recibe su nombre en honor a Venus, la diosa romana del amor. Se trata de un planeta de tipo terrestre o telúrico, llamado con frecuencia el planeta hermano de la Tierra, ya que ambos son similares en cuanto a tamaño, masa y composición. La órbita de Venus es una elipse con una excentricidad de menos del 1%, prácticamente una circunferencia.

Venus debió ser ya conocido desde los tiempos prehistóricos. Sus movimientos en el cielo eran conocidos por la mayoría de las antiguas civilizaciones, adquiriendo importancia en casi todas las interpretaciones astrológicas del movimiento planetario. En particular, la civilización maya elaboró un calendario religioso basado en los ciclos de Venus (ver Calendario maya, en la categoría “Mayas” de esta misma página)

Venus gira sobre sí mismo lentamente en un movimiento retrógrado de Este a Oeste en lugar de Oeste a Este como el resto de los planetas (excepto Urano). No se sabe el porqué de la peculiar rotación de Venus. Además de la rotación retrógrada, los periodos orbital y de rotación de Venus están sincronizados de manera que siempre presenta la misma cara del planeta a la Tierra cuando ambos cuerpos están a menor distancia. Esto podría ser una simple coincidencia pero existen especulaciones sobre un posible origen de esta sincronización como resultado de efectos de marea afectando a la rotación de Venus cuando ambos cuerpos están lo suficientemente cerca.

ATMOSFERA

Venus posee una densa atmósfera, compuesta en su mayor parte por dióxido de carbono y una pequeña cantidad de nitrógeno. La presión al nivel de la superficie es 90 veces superior a la presión atmosférica en la superficie terrestre (una presión equivalente a una profundidad de un kilómetro bajo el nivel del mar en la Tierra). La enorme cantidad de CO2 de la atmósfera provoca un fuerte efecto invernadero que eleva la temperatura de la superficie del planeta hasta cerca de 460ºC en las regiones menos elevadas cerca del ecuador. Esto hace que Venus sea más caliente aún que Mercurio, a pesar de hallarse a más del doble de la distancia del Sol que éste y de recibir sólo el 25% de su radiación solar (2.613,9 W/m² en la atmósfera superior y 1.071,1 W/m² en la superficie). Debido a la inercia térmica de su masiva atmósfera y al transporte de calor por los fuertes vientos de su atmósfera, la temperatura no varía de forma significativa entre el día y la noche

 

La radiación solar casi no alcanza la superficie del planeta. La densa capa de nubes refleja al espacio la mayoría de la luz del Sol y la mayor parte de la luz que atraviesa las nubes es absorbida por la atmósfera. Esto impide a la mayor parte de la luz del Sol que caliente la superficie. El albedo bolométrico de Venus es de aproximadamente el 60%, y su albedo visual es aún mayor, lo cual concluye que, a pesar de encontrarse más cercano al Sol que la Tierra, la superficie de Venus no se calienta ni se ilumina como era de esperar por la radiación solar que recibe. En ausencia del efecto invernadero, la temperatura en la superficie de Venus podría ser similar a la de la Tierra. El enorme efecto invernadero asociado a la inmensa cantidad de CO2 en la atmósfera atrapa el calor provocando las elevadas temperaturas de este planeta.

Los fuertes vientos en la parte superior de las nubes pueden alcanzar los 350 km/h, aunque a nivel del suelo los vientos son mucho más lentos. A pesar de ello, y debido a la altísima densidad de la atmósfera en la superficie de Venus, incluso estos flojos vientos ejercen una fuerza considerable contra los obstáculos. Las nubes están compuestas principalmente por gotas de dióxido de azufre y ácido sulfúrico, y cubren el planeta por completo, ocultando la mayor parte de los detalles de la superficie a la observación externa. La temperatura en la parte superior de las nubes (a 70 km sobre la superficie) es de -45ºC. La medida promedio de temperatura en la superficie de Venus es de 464ºC.

La densa atmósfera de Venus provoca que los meteoritos se desintegren bruscamente en su descenso a la superficie, aunque los más grandes pueden llegar a la superficie, originando un cráter si tienen suficiente energía cinética. A causa de esto, no pueden formarse cráteres de impacto más pequeños de 3,2 kilómetros de diámetro.

SUPERFICIE

Venus tiene dos mesetas principales a modo de continentes, elevándose sobre una vasta llanura. La meseta Norte se llama Ishtar Terra y contiene la mayor montaña de Venus (aproximadamente dos kilómetros más alta que el Monte Everest), llamada Maxwell Montes en honor de James Clerk Maxwell. Ishtar Terra tiene el tamaño aproximado de Australia. En el hemisferio Sur se encuentra Aphrodite Terra, mayor que la anterior y con un tamaño equivalente al de Sudamérica. Entre estas mesetas existen algunas depresiones del terreno, que incluyen Atalanta Planitia, Guinevere Planitia y Lavinia Planitia. Con la única excepción del Monte Maxwell, todas las características distinguibles del terreno adoptan nombres de mujeres mitológicas.

El interior de Venus es probablemente similar al de la Tierra: un núcleo de hierro de unos 3.000 km de radio, con un manto rocoso que forma la mayor parte del planeta. Según datos de los medidores gravitatorios de la sonda Magallanes, la corteza de Venus podría ser más dura y gruesa de lo que se había pensado. Se piensa que Venus no tiene placas tectónicas móviles como la Tierra, pero en su lugar se producen masivas erupciones volcánicas que inundan su superficie con lava «fresca». Otros descubrimientos recientes sugieren que Venus todavía está volcánicamente activo.

Se supone que Venus tuvo originalmente tanta agua como la Tierra pero que, al estar sometida a la acción del Sol sin ningún filtro protector, el vapor de agua en la alta atmósfera se disocia en hidrógeno y oxígeno, escapando el hidrógeno al espacio por su baja masa molecular.

VISITAR:  http://es.wikipedia.org/wiki/Venus_(planeta)

                  http://www.astromia.com/fotosolar/fotovenus.htm

                 

  • junio 2017
    L M X J V S D
    « Sep    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Blog Stats

    • 35,944 hits
  • Comunicado

    Este Blog no pretende plagiar ningún artículo ni ningún escrito de otras webs (esta no es una web de lucro). Este Blog es una recopilación de la información que el autor ha considerado más importante sobre los temas expuestos. La fuente de dicha información se encuentra debajo de cada artículo, y para mayor detalle de la misma, acceder al los links presentados. Para informar de links estropeados, artículos no enconatrados, así como para hacer sugerencias sobre temas que se desea sean expuestos en este blog, y también petición de información de cualquier tipo, contactar con el autor. Tener en cuenta que las fuentes de información a disposición de este blog no se reducen a los límites de internet, sino que se dispone de libros, artículos y revistas físicas de toda índole, a disposición del autor, y todos aquellos que deseen información concreta.